Le Cinque Terre de Italia: playas y rutas de senderismo

Imagina por un momento que tienes unos días de vacaciones y que estás pensando en irte a pasarlos a Italia. Probablemente las imágenes que se te vienen a la mente son el Foro Romano con el Coliseo, la Torre de Pisa, el David de Miguel Ángel o el Ponte Rialto en Venecia.

Ahora, mira más de cerca esa foto mental que acabas de crear y dime qué tienen esas imágenes en común. Apuesto a que en todas ellas puedes ver hordas de turistas por cualquier parte.

No seré yo quien te lleve la contraria si quieres visitar cualquiera de las grandes ciudades de Italia, puesto que debo de ser de los más agradecido con el país en forma de bota (no en vano es mi destino vacacional favorito). Pero a veces, obviamos zonas menos turísticas, y vamos dando tumbos de ciudad en ciudad dejando de lado pequeños pueblos que, en realidad, conforman la joya de la corona del país.

Por eso, en este post me he animado a escribir sobre  Cinque Terre, uno de los destinos italianos menos top pero que deberían ser visitados, al menos, una vez en la vida.

¿Por qué visitar Cinque Terre?

1.Porque al ser una zona menos turística (no confundas con desierta), está mucho menos masificada.

Y, de este modo, podrás disfrutar del encanto natural del sitio sin demasiadas aglomeraciones.  Como ocurre con el resto de territorios italianos es una zona visitada pero, salvo en temporada alta, la afluencia de turistas es bastante menor con respecto al resto del país.

2.Porque supone un gran broche de oro a un viaje de varios días.

Cinque Terre te ofrece la posibilidad de desintoxicarte del atracón cultural que obtienes en otras ciudades. Todos estamos de acuerdo en que Florencia puede ser muy bonita, pero no sólo de arte se alimenta el viajero, ¿no? En mi caso, Cinque Terre fueron la última parada de una ruta y agradecí la tranquilidad de la zona tras haber estado pateando durante casi diez días una Italia tomada por turistas.

Riomaggiore
Playa de Riomaggiore.

3.Porque es una escapada perfecta para un viaje de pocos días.

Si no quieres concebir tu destino a Cinque Terre como final de un largo viaje, no pasa nada. De Riomaggiore a Monterosso, sólo distan 28km, por lo que un fin de semana sería suficiente para conocer los cinco pueblecitos que la componen. No obstante, mi recomendación es que pernoctes entre tres y cuatro noches para explotar todas las posibilidades que ofrece la zona.

4.Porque tanto si eres de los que prefieren el turismo de relax y playa como de los que prefieren un tipo de turismo más activo en que dar clases de buceo o conocer nuevas rutas de senderismo, aquí encontrarás todo lo que busca. ¡Nunca una zona tan pequeña ofreció tanto que hacer!

5.Porque Italia es conocida mundialmente por su gastronomía.

En Cinque Terre, cobra protagonismo el pescado que, dada su cercanía al mar, va prácticamente del barco a la mesa. De modo que, por una vez, obvia la pasta en la dieta de tu viaje y anímate a comer pescado. No te arrepentirás.

6.Porque desde 1997, Cinque Terre fueron declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad por sus valores paisajísticos y culturales y, tan sólo dos años más tarde, su Parque Nacional, recibió la misma distinción. Y, como tales, deberían ser visita obligada.

Vista de Manarola
Vista de Manarola

HACER SENDERISMO EN CINQUE TERRE

Visto que los diferentes pueblos de Cinque Terre están muy bien comunicados entre sí por vía férrea, cabe pensar que la opción lógica es utilizar parte de este medio de trasporte para recorrerlos. Sin embargo, yo te recomendaría una alternativa más original: que te lanzaras a conocerlos haciendo senderismo porque te llevarás una buena experiencia y un álbum lleno de fotos impresionantes.

El sendero que conecta los cinco pueblos que componen Cinque Terre tiene su origen en la Edad Media, cuando constituía el único medio de comunicación entre las diferentes poblaciones. Hoy en día es conocido como el Sendero Azul. 

Si antes de caer aquí has leído otros foros, puede que dudes un poco si la experiencia de hacer senderismo es para ti. A decir verdad, cuando yo busqué información para mi viaje, siempre me encontraba con personas que comentaban que había tramos del camino que eran bastante difíciles, con lo que me desanimé un poco.

No obstante, una vez in situ, decidí que no podía volverme sin realizar el recorrido porque era algo que tenía ganas de hacer desde hacía tiempo y me armé de valor para descubrir que tampoco era para tanto. Y, si te lo digo yo, que en mi genética hay un 90% de urbanita, créeme que de verdad no es para tanto.

Sendero Azul
Sendero Azul

Obviamente, el recorrido te supondrá un esfuerzo físico importante si no estás acostumbrado a realizar ejercicio de forma regular, pero a menos que quieras hacerte todo el recorrido (unas 7 horas) en el mismo día, no tienes que ser un deportista experto.

Una de las ventajas del sendero azul es que no todas las etapas tienen el mismo nivel de dificultad, por lo que puedes empezar por la más fácil para acabar, si te quedan ganas, por la más complicada. No obstante, recuerda que si vas a pasar varios días por la zona, lo interesante sería fraccionar las etapas en un par de  días para no cansarte demasiado.

RECORRIENDO EL SENDERO AZUL

Trayecto 1: Riomaggiore-Manarola. Conocido como Via dell’Amore, es el tramo que presenta menor dificultad y supone una primera toma de contacto con el paisaje agreste. Fue construido a principios del siglo pasado, junto al túnel del ferrocarril que uniría ambos pueblos. Discurre junto a la ladera dela montaña y ofrece una vista panorámica del mar, lo que fomenta los momentos románticos de las parejas de enamorados. De ahí su nombre.

Tiene una longitud de 1 kilómetro, en línea recta, y se puede recorrer fácilmente en 15-20 minutos.

Trayecto 2: Manarola-Corniglia. Es un sendero que discurre, como el anterior, junto al mar. Una vez hayas pasado por debajo del túnel que sale de la estación de trenes, encontrarás el sendero que te hará pasar cerca del cementerio de Manarola y la capilla.

Su longitud es de unos 2kms e invertirás un tiempo de 45-60 minutos para completarlo.

Cuando llegues a la estación de Corniglia, aún te quedará la tarea de superar La Lardarina, la escalera de subida al pueblo que cuenta con “sólo” 382 escalones. Pero no desesperes: cuando llegues a la cima, tienes un par de bonitos bares donde poder descansar a tomarte uno de los vinos de la zona 🙂

Trayecto 3: Corniglia-Vernazza. El sendero comienza justo delante de la Iglesia de San Pietro. Empezamos a dejar atrás el mar y elevarnos un poquito más por la montaña. El trayecto se hace algo más complicado, pero todavía presenta una dificultad moderada.

Sus 3,2 kms que completarás en aproximadamente hora y mediante harán llegar a “la niña de mis ojos” dentro de las Cinque Terre: Vernazza.

Inicio Sendero Vernazza-Monterosso
Inicio Sendero Vernazza-Monterosso

Trayecto 4: Vernazza-Monterosso. Son 3,5 kms de subidas y bajadas en medio de olivos e higueras. Comienza detrás de la iglesia de Santa Margherita, desde obtendrás una buena panorámica de Vernazza para sacar fotos. Por el camino te encontrarás varios pequeños puentes que cruzar. Tras mucho subir y bajar por empinadas cuestas y senderos bastantes estrechos, llegarás finalmente a Monterosso, donde podrás bañarte en su playa de arena como recompensa por haber completado todo el sendero.

Es la etapa más dura. Tiene una extensión de 4 kilómetros que, dado el esfuerzo te parecerán más. Necesitarás de aproximadamente dos horas para terminarla.

Actualización a fecha 24.Abril.2016: Debidos a varios desprendimientos, los senderos Riomaggiore-Manarola-Corniglia estarán cerrados hasta, previsiblemente, 2018.

CONSEJOS a TENER EN CUENTA

Si has llegado hasta aquí, animad@ ante la posibilidad de pasar parte de tus vacaciones en Cinque Terre haciendo senderismo, déjame darte unos consejos previos.

1.Antes de empezar tu ruta de senderismo, hazte con la Cinque Terre Trekking Card, porque te la pedirán para poder acceder a cada tramo. El precio es de unos 15 euros para un total de dos días y la podrás encontrar en la estación de cualquiera de los cinco pueblos que componen Cinque Terre.

2.Lleva una botella de agua. Una vez accedas al parque, no podrás comprarla porque durante tu trayecto solo te toparás con naturaleza en estado puro. Así que la recomendación lógica es que lleves en tu mochila una o dos botellas para que puedas hidratarte.

3.Viste calzado cómodo. Esta es otra recomendación que, en principio, puede parecer lógica pero no todo el mundo lo tiene en cuenta. Durante mi recorrido pude encontrar turistas que, quizá por la cercanía al mar, iban con calzado propio de playa que, a decir verdad, no es lo más recomendable.

También llegué a ver asiáticos portando maletas o carritos de bebé,… pero eso ya es otra historia…

Hasta Pocoyó se anima a hacer el Sendero Azul
Hasta Pocoyó se anima a hacer el Sendero Azul

4.No olvides tu cámara de fotos porque las vistas que obtendrás en cada parte del recorrido bien merecen que te pares de cuando en cuando para inmortalizarlas. Por fortuna, hace ya bastantes años que las cámaras son digitales porque con un carrete tradicional no hubiésemos tenido suficiente.

5.Los tiempos que se suelen dar para realizar cada recorrido son orientativos, así que no te agobies por cumplirlos a rajatabla. Recuerda que estás de vacaciones, no preparándote para unas olimpiadas. Tu objetivo es disfrutar la experiencia.

6.Y, como siempre, el mejor consejo para el final. Cuando termines una etapa y llegues al siguiente pueblo, tómate un rato para darte un baño en la playa. Ya que tienes la posibilidad de combinar playa y montaña en unos pocos kilómetros, aprovecha la oportunidad, ¿no?

Además, ¿qué mejor recompensa a tu esfuerzo que darte un chapuzón en aguas del Mediterráneo?

PLAYAS

Tanto si has optado por bañarte tras tu ruta senderista, como si tu visita obedece sólo a pasar unas vacaciones de relax en las que pasarte el día tirado en la playa, esto es lo que deberías saber sobre las playas de Cinque Terre.

1.Playa de Riomaggiore. Si llegas a Riomaggiore en tren, la encontrarás a 500 metros de la estación, por lo que te tomará unos 5 minutos andando en llegar hasta ella. Para ello, tendrás que atravesar el túnel. Al llegar al final de este túnel, si giras a la izquierda, llegarás al centro de la ciudad. Si, en cambio, tomas el camino de la derecha, que desciende un poco, tras la rocas encontrarás el mar.

Algo que caracteriza a esta playa es que, exceptuando julio y agosto, no está demasiado frecuentada. Si acaso, encontrarás algunos turistas que, por la cercanía al muelle, se encuentran esperando el barco. Ideal para relajarse.

cimg6483-copia

2.Playa de Manarola. No podría considerarse una playa en el sentido estricto del término, sino más bien una especie de piscina natural de piedras. Si te atreves a sortear los obstáculos y las rocas, podrás disfrutar de tu rato de playa prácticamente en soledad ya que su difícil acceso quita las ganas de ir hasta allí a los menos aventureros.

3.Playa de Corniglia. Es el único pueblo que no tiene acceso directo al mar, puesto que se encuentra en lo alto de un acantilado desde el que se asoma al mar. Paradójicamente, a pesar de no tener acceso directo al mar como el resto de sus vecinos, cuenta con la playa más famosa de la zona: la playa de Guvano, dado que fue una de las predilectas del movimiento hippie de los años 60 y 70. A día de hoy, y como reminiscencia de esa época, es una playa ideal para hacer nudismo en Cinque Terre. 

Hay dos maneras de acceder a ella: si vienes por el Sendero Azul, en dirección a Vernazza, tendrás que bajar por las escaleras que llevan en dirección a la playa, siguiendo las indicaciones pertinentes. Otra forma de llegar es siguiendo las indicaciones desde la estación de Corniglia, para lo cual tendrás que atravesar el antiguo túnel, abandonado en la actualidad y totalmente a oscuras. A menos, que lleves contigo una linterna, es mejor la primera opción. La playa de Guvano es una playa de arena y rocas.

4.Playa de Vernazza. Vernazza, cuenta con dos playas. Una en pleno centro de la ciudad, a los pies de la Iglesia de Santa Margherita. Es una playa de rocas que, a la vez, hace las funciones de puerto de la ciudad. La segunda playa, algo más grande, la puedes encontrar atravesando la gruta cercana a la plaza principal del pueblo.

cimg6528-copia

5.Playa de Monterosso. Tras la  de Corniglia es la segunda playa más grande de Cinque Terre. Ubicada en el centro de la ciudad, constituye la única playa turística, en el sentido estricto de la palabra. Sin ser muy grande, cuenta con hamacas y sombrillas y algunos bares cercanos. Para llegar a ella desde la estación basta con recorrer el paseo marítimo. Si vienes por el Sendero Azul, las propias escaleras de bajada, te guiarán hasta allí. Es la única playa de arena del entorno.

A estas alturas, te habrás dado cuenta de que, a excepción de la última, apenas existen playas tal y como las concebimos desde el punto de vista turístico. Decantarse por una u otra, será cuestión de tus preferencias personales, pero te puedo garantizar que en casi todas ellas encontrarás la tranquilidad que vas buscando. Por no hablar de la pureza y limpieza del agua, perfectas para realizar snorkel.

Panorámica de la playa de Monterosso desde el Sensero
Panorámica de la playa de Monterosso desde el Sendero

TIPS E INFORMACIÓN PRÁCTICA

Me imagino que llegados a este punto, ya tendrás claro qué hacer en Cinque Terre. Así que si he conseguido animarte a realizar un recorrido por esta bonita zona de Italia, te dejo algunos datos prácticos que te ayudarán a organizar tu viaje.

 ¿Dónde se encuentran le Cinque Terre?

Cinque Terre se encuentra en la zona de la Liguria, al noroeste de Italia y forma parte de la provincia de La Spezia. Los pueblos que la componen son Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso al Mare.

¿Cómo llegar a Cinque Terre?

Si vuelas desde España

La forma más fácil y rápida de llegar a Cinque Terre desde España es el avión. Los aeropuertos de Génova (a 110km.) y pisa (90 km) son los más cercanos. Tanto a uno como a otro, vuelan compañías regulares y de bajo coste, por lo que tendrías bastantes elecciones de horarios y tarifas para llegar a Italia.

La opción de viajar a Florencia y moverte directamente desde allí sería descartable. En primer lugar por los 150kms de distancia. Y, en segundo lugar, porque para ir de Florencia a Cinque Terre, tendrás que hacer transbordo en la estación de Pisa.

Centro de Corniglia
Centro de Corniglia

Si te mueves desde cualquier zona de Italia

Si ya estás en Italia, la alternativa lógica es la de coger el tren (sí, de nuevo el tren como opción de viaje).

Si preguntas a cualquier italiano, probablemente no te hablará muy bien del sistema ferroviario del país, puesto que lo consideran muy poco eficiente y ritardatario, aunque mi experiencia ha sido siempre buena al respecto. Con el tren deberías llegar a la Spezia (si vas desde Pisa) y de allí tomar un tren regional que circule entre los pueblos de Cinque Terre.

El coche, como opción de viaje, debe quedar descartada. Las carreteras no son muy buenas y están llenas de curvas y además, debes saber que, al ser entorno protegido, no podrás acceder ni a le Cinque Terre ni al Parque Nacional con él.

¿Cuál es la mejor época para visitar Cinque Terre?

Entre los meses de Junio y Septiembre, pero si quieres evitar aglomeraciones (dentro de que la zona aún no está muy masificada), yo te recomendaría viajar en Septiembre, justo antes de que empiece la época de lluvias otoñales.

¿Cómo moverse por Cinque Terre?

En Tren: Es la mejor alternativa si tienes pocos días. El billete sencillo cuesta unos 2 euros, aunque si tienes pensado moverte por la zona la recomendación es que te hagas con la Cinque Terre Card que te permite hacer viajes ilimitados en tren por un precio de 7 euros/día o 14,50/dos días y que, además incluye una contraseña de wi-fi para que lo utilices a tu antojo mientras estás por la zona.

Además del ahorro económico, la cercanía entre los diferentes pueblos permite que los trayectos entre uno y otro no duren más de 6 minutos, por lo que te podrás mover a capricho con bastante frecuencia y facilidad. Del primer al último pueblo sólo se tarda 20 minutos, por lo que esta opción de transporte es, sin duda, la más adecuada.

cimg6495-copia

En barco: es una buena manera de recorrer Cinque Terre si tienes poco tiempo o si, una vez que te hayas cansado del tren, prefieres disfrutar del entorno con otras vistas. A este respecto, debes saber que el servicio funciona sólo durante las estaciones de Primavera y Verano, por lo que si te interesa saber más, aquí te dejo el enlace de la página oficial del Consorcio Marítimo de le Cinque Terre.

Senderismo: Como ya hemos visto, es una forma entretenida y activa de conocer el territorio. No sólo porque aprovecharás para hacer ejercicio en un entorno natural, sino también porque disfrutarás de increíbles vistas en tu paseo entre un pueblo y otro. Y, a la vista de que existen diferentes grados de dificultad, es una forma apropiada de moverte si te consideras un senderista principiante.

Obviamente, no necesitas ceñirte sólo a una de estas opciones, sino que lo ideal sería poder combinarlas todas. El tren para el día que llegues: subes y bajas a conveniencia para tener tu primera toma de contacto con cada pueblo. Los días que permanezcas allí, aprovecha para hacer senderismo. Y, como punto y final, hazte un recorrido en barco, para despedirte de la zona y llevarte de vuelta unas buenas vistas desde el mar.

Hasta aquí, el post sobre Cinque Terre. ¿Qué te ha parecido? ¿Alguna vez has pensado en ir? ¿Eres senderista experto y quieres dejar tu opinión o sugerencia? No seas tímid@ y deja tu comentario.

 

 

Anuncios

Guía útil con consejos y precios para viajar en Interrail

 

Una de las preguntas que nos pueden surgir a la hora de preparar un viaje puede ser ¿tren o avión? Dependiendo del tipo de viaje que queramos hacer y del tiempo de vacaciones que dispongamos, nos puede resultar más adecuada una alternativa u otra. Está claro que para viajes de larga distancia la mejor opción es el desplazamiento por vía aérea. El abaratamiento de los billetes de avión y la irrupción de cada vez más numerosas compañías de vuelo low-cost han conseguido popularizar viajes aéreos en la última década, relegando al tren, en trayectos de media distancia, a un papel secundario.

Pero, ¿qué me dirías si para tu próximo viaje te planteases que lo importante no es llegar a destino sino la experiencia del viaje en sí misma? Si te seduce la idea de realizar un viaje en tren, viendo pasar diferentes ciudades y paisajes a través de la ventanilla de tu traqueteante vagón, sigue leyendo: en la siguiente guía de interrail te contaré en qué consiste en el interrail, qué tipos de interrail existen, cómo y dónde comprarlo y algunos consejos de viajes.

UN POCO DE HISTORIA

En 1972, coincidiendo con el 50 aniversario de la Unión Internacional de Ferrocarriles (Union Internationale des Chemins de Fer, en francés) fue creado el interrail, un pase de tren que permitía a los menores de 21 años moverse en este medio de manera ilimitada durante un período de tiempo concreto por una veintena de países europeos. Siete años más tarde (1979) la edad fue ampliada hasta los 26.

Con el paso de los años, este pase ha ido mutando sus características originales. En 1991 se amplió considerablemente el número de países en los que se puede hacer uso de este título de viaje (aquí jugó un papel fundamental la caída del Muro de Berlín puesto que permitió incorporar tanto a la República Democrática Alemana como a los países del este de Europa) y en 2007, el antiguo sistema de división por zonas fue eliminado.

  railway3

Asimismo, la  inclusión de varios servicios asociados al interrail, como la posibilidad de viajar en primera clase, reservar plaza en un coche-cama, la combinación de un billete interrail + ferry con descuento para este último y la apertura de este servicio a los mayores de 26 años se encuentran entre los cambios más significativos e importantes.

Actualmente el billete interrail permite el viaje por 30 países diferentes y se ha convertido, por sus características y filosofía, en un símbolo de una manera determinada de viajar, consiguiendo una asociación a conceptos como libertad, independencia y espontaneidad.

¿QUÉ ES EL INTERRAIL?

Fundamentalmente es un billete integrado para viajar en trenes de segunda clase por cualquiera de los 30 países europeos en la modalidad Global Pass o por un sólo país en la modalidad One Country Pass.

¿Quién puede utilizar el Interrail Pass?

Como sistema de transporte que pretende unir pueblos y personas a nivel europeo, cualquier persona con nacionalidad de cualquiera de los países que se incluyen en el pase, pueden hacer uso de él, aunque los extranjeros que lleven residiendo en cualquiera de estos países por un período mínimo de seis meses, también pueden comprarlo. Aquellos extranjeros no residentes en Europa, en cambio, tienen la opción de hacer uso del Eurorail, un billete con caracerísticas muy parecidas.

¿Puedo viajar con el interrail dentro de mi país?

Con la opción Interrail One Country Pass NO. Si,en cambio, has optado por el Global Pass puedes realizar dos viajes dentro de tu territorio nacional como si fuese un billete de ida y vuelta.

¿Existe límite de edad para hacer uso de él?

Aunque, en origen, nació pensado como un instrumento para facilitar la movilidad de los jóvenes europeos, como consecuencia de la demanda de este servicio, el rango de edad ha sido eliminado. Aún así , son los jóvenes los que más beneficios le pueden sacar a este pase, puesto que las tarifas para este target de edad son las más económicas.

railway6

¿Qué países incluye el pase de interrail?

Alemania, Austria, Bélgica, Bosnia, Bulgaria, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Hungría, Italia, Irlanda, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, República de Macedonia, Rumanía, Serbia, Suecia, Suiza, Turquía.

En el siguiente mapa lo verás de forma más visual:

Mapa de Europa Interrail

MODALIDADES y PRECIOS

Con anterioridad a abril del año 2007, el Interrail Pass dividía el territorio europeo en ocho zonas y el precio del billete venía determinado por el número de zonas y la duración total del viaje.

Zonas y duración Menores de 12 Entre 12 y 25 Mayores de 25
1 zona, 16 días 143 € 195 € 286 €
2 zonas, 22 días 198 € 275 € 396 €
Global (todas las zonas), 1 mes 273 € 385 € 546 €

 

¿Y ahora?

Tienes para elegir dos tipos de billetes

1.One Country Pass. Pensado para viajar durante 3, 4, 6 u 8 días no consecutivos dentro del período de un mes. Este tipo de billete sería recomendable si tienes pensado conocer un país a fondo y moverte dentro de él, haciendo parada de varios días en las ciudades más importantes que, por lo general, tienen más cosas para visitar.

Aquí el rango de precios puede oscilar y dependerá del país que quieras conocer. Por ejemplo, el One Country Pass para viajar por Hungría tiene un precio de salida de 79 euros con opción de viajar tres días en el plazo de un mes. Uno con las mismas características para viajar a través de las vías férreas francesas es de 205 euros.

Mi recomendación personal, sería el uso de este título para moverte por el Benelux: Holanda, Bélgica y Luxemburgo; países muy cercanos entre sí, de no muy grandes dimensiones y con una red ferroviaria de gran calidad. Como ves, a pesar de encuadrarse dentro de la categoría “One Country”, podrás viajar por tres lo que la relación calidad-precio es bastante ventajosa.

railway2

2.Interrail Global Pass. Da acceso global a los 30 países y se divide en dos modalidades:

Flexi Pass: días de viaje dentro del período de validez de tu pase sin que tengan que ser consecutivos. Por ejemplo: 5 días de viaje en un plazo de 15 días, o la opción de 7, 15 días no consecutivos en el período de un mes.

Global Pass. Para viajar todos los días sin limitaciones en un período de 15, 22 días o un mes completo.

A continuación te dejo un gráfico con los precios de los diferentes pases para un adulto que viaje en segunda clase.

FLEXI PASS GLOBAL PASS
5 días viaje en 15 días 267 € TODOS LOS DIAS DURANTE 15 DIAS 418 €
7 días viaje en un mes 318 € TODOS LOS DIAS DURANTE 22 DÍAS 489 €
15 días viaje en un mes 468 € TODOS LOS DIAS DURANTE UN MES 639 €

Ten en cuenta que en cualquier modalidad que escojas el precio será diferente en función de tu edad. La opción para menores de 28 años la más económicas de todas, con un 25% de descuento.

Para los que seáis mayores de 60, el bono será un 10% más barato y si viajas con niños menores de 12 años, debes saber que el billete será gratuito y que por cada pase de adulto, pueden viajar hasta dos niños.

Entonces, ¿qué interrail me conviene?

Cuando compres tu billete, no busques trates de conseguir el famoso “todo incluido”: no siempre la opción Global Pass tiene por qué ser la más idónea. Como ya habrás visto, existen múltiples opciones y precios. El primer filtro que tendrás hacer será el del presupuesto y los días de vacaciones de los que dispongas. Posteriormente, deberás organizar el viaje en función de tus áreas de interés.

¿Te apetece viajar por diferentes países para encontrar culturas, paisajes e idiomas diferentes sin preocuparte del tiempo que te tomes? Entonces, puede que tu opción sea un Global Pass.

¿Eres de los que prefieren visitar un país y empaparse de su cultura recorriendo hasta el más recóndito de los parajes? Prueba el One Country Pass.

bag-1209918_1280

¿Te decantas por la vida de una gran ciudad en la que tener tu base y hacer pequeñas excursiones de uno o dos días? Quizá sea mejor optar por el One Country Pass Flexible

¿O,en cambio, prefieres recorrer pequeños países cercanos  en un mismo viaje pero haciendo parada de varios días en una gran ciudad? Sin duda, tu tarjeta el Global Pass Flexible

¿Dónde comprarla?

Imagino que si sigues leyendo y has llegado hasta aquí es porque te ha picado el gusanillo de hacerte un viaje por  Europa en tren mediante este sistema. La compra es relativamente sencilla.

Con una anterioridad máxima de tres meses al día previsto de salida, puedes adquirir el pase en cualquier estación de Renfe. Si, por contra, eres como yo, de los que  gestiona casi todo por internet, la opción más sencilla es comprarla directamente en la página oficial donde puedes pagar con tarjeta de crédito o con tu cuenta de paypal. No existen gastos asociados a comisiones por pago por tarjeta ni por envío, así que el decantarte por una u otra opción es cuestión de preferencias.

Con tu compra, además, puedes realizar un pago de 15 euros por si te apetece tener una cobertura en caso de pérdida o robo del pase.

¿Qué incluye?

El Interrail Travel Pack incluye el pase en sí mismo (también conocido como diario de viaje), que deberás completar con tu nombre, apellidos y tu número de documento de identidad, con un calendario de viaje que deberás ir rellenando a medida que vas viajando.

También se incluye un mapa de Europa en el que se recogen todas las conexiones de trenes y una mini guía con tiempos de viaje estimado entre algunas de las ciudades más importantes.

billet1

Junto a todo ello encontrarás el Travel Report, un formulario que puede completar con las rutas realizadas y los países visitados, así como información acerca del estado de los trenes. Si envías este formulario por correo, la organización de interrail te obsequiará con un regalo.

Todo ello viene dentro de una funda protectora de máxima utilidad para evitar daños en la documentación. Y es que como se afirma en la propia web de la página, en tono de humor: “se han visto fotos de viajeros en las que aparecían pases de interrail ahogados en vasos de cerveza”

¿Cómo usar el interrail?

Es un título de viaje personal instransferible y, por tanto, debería rellenarse con tus datos personales: nombre, apellido, etc. Si has optado por la modalidad Interrail Global Pass, con opción a viajar en días seguidos, tan sólo tendrás que rellenar el apartado de datos. Si, por contra, has optado por cualquiera de las otras opciones (viajar 5 días en 15 días, etc, etc…) deberás rellenar tu diario de viaje con el día y el mes antes de subir al tren.

 

railway7

Al ser nominativo, deberás enseñarle al revisor tu documentación para que así compruebe que la persona que viaja con tu pase eres realmente tú.

Sin duda, no hace falta que te recuerde que es necesario cumplimentar  tu pase o diario de viaje. No hacerlo es equivalente a viajar sin billete y te enfrentas desde a que te hagan bajar en la siguiente parada hasta la posibilidad de recibir una multa que, en muchos casos, son considerables.

¿Es necesario reservar con antelación los trenes?

A diferencia de España, donde los billetes de tren se compran para una hora determinada y con plaza asignada, en muchos países de Europa como, por ejemplo, Italia o Alemania, el billete es de tipo “flexible”. Es decir que, a menos que lo timbres (en cuyo caso el billete tiene una duración determinada) podrías hacer uso del billete en cualquier tramo horario.

El interrail, en parte, toma este tipo de sistema, permitiendo el acceso a los trenes a cualquier hora del día sin necesidad de reserva, excepto que quieras hacer uso de  los trenes de alta velocidad o asegurarte una cama cuando quieras viajar durante toda la noche.

adult-1868256_1280

Si tu viaje sólo comprende una parte de la noche y no necesitas dormir en él, te puede ser muy útil la regla de las 7 p.m., especialmente si has comprado un flexi pass.

Si tomas un tren directo, después de las 7 p.m., y llegando a tu destino, como muy tarde a las 4 a.m.; en tu pase de interrail  sólo tendrás que apuntar el día de llegada, ahorrando “días de viaje” de tu cartilla y optimizando el pase para que puedas usarlo en más trayectos.

La regla de las 7 p.m. se aplica también a todas las travesías nocturnas en ferry, independientemente de la hora de salida y llegada.

¿Puedo viajar en 1ª clase en interrail?

Sí, por un pequeño suplemento. Aunque, salvo el mayor espacio entre asientos,  las diferencias entre primera y segunda clase son apenas imperceptibles.

¿Has oído que se puede viajar en ferry también?

Correcto. Otra de las grandes ventajas es que puedes coger ciertos ferrys de manera gratuita o ferrys con descuentos para aquellos desplazamientos en los que sea imposible desplazarse en tren.

BENEFICIOS DEL PASE INTERRAIL

Si has planificado bien tu ruta y has optado por el pase que mejor se adapta a tus necesidades, el beneficio más obvio será el económico.

Otra ventaja competitiva del tren respecto al avión es que las estaciones de trenes suelen estar situadas en el centro de los pueblos y ciudades por lo que desde que te bajes de uno podrás a empezar a disfrutar de tu destino. Por no hablar del considerable ahorro en desplazamientos a aeropuertos (que por norma, suelen estar a las afueras) y los tediosos trámites del paso de los controles de seguridad.

Viajar en tren además, te da opción a poder conocer lugares mucho más recónditos y menos transitados. A diferencia del avión, que sólo opera en grandes y medianas ciudades, con el tren puedes llegar al más lejano y pintoresco pueblo que existe. ¿Qué son las vías de tren sino puentes de comunicación entre ciudades?

hiking-1245883_1280

Durante el trayecto, puedes aprovechar tu tiempo para organizar tu próxima parada y siguientes destinos. Tomarte el tiempo para editar en tu tablet o móvil las fotos que has tomado y compartirla en redes sociales, leer un buen libro o, simplemente, conversar con personas que conozcas durante el trayecto.

Y, no olvides, el beneficio principal: disfrutarás de bonitos y variados paisajes que harán tu experiencia más completa.

CONSEJOS

En esencia esto es todo lo que deberías saber pero… llegados a este punto, permíteme darte algunos consejos.

Por mucha independencia que nos dé el pase, trata de llevar el viaje planificado. No es necesario que decidas ya todo al milímetro, pero una vez que te lances a viajar y compres tu pass, debes tener en cuenta el recorrido a realizar, las ciudades que quieres visitar y qué cosas quieres ver.

Si bien es cierto, que prácticamente puedes coger el tren que quieras, no está de más llevar cierto orden para poder sacarle el máximo partido a tu pase de interrail.

Para ello, consulta los horarios con antelación y verifica si necesitas hacer reserva. Sería una pena que por una mala planificación en este sentido te quedaras tirado cualquier estación (aunque con este tipo de viaje cualquier aventura es bienvenida).

railway9

Lleva contigo los planos de trenes y consúltalos a menudo. Plantéate cada mañana volver a revisar el recorrido y reestructurarlo si es necesario con la ayuda de ellos porque quizá has hecho paradas inesperadas en ciudades que no habías previsto tras haber quedado maravillad@ por los paisajes que pudiste ver por la ventana.

Descárgate la aplicación de interrail en tu móvil porque te puede ser muy útil en caso de necesidad. Además, uno de los puntos positivos de la aplicación es que funciona sin necesidad de estar conectado a internet porque la podrás usar desde cualquier parte sin necesidad de consumir tu tarifa de datos.

Contempla la opción de dormir en algún tren aunque tengas que pagar un suplemento, sobre todo si las ciudades que quieres visitar están muy distantes entre sí. De este modo, aprovecharás las horas de sueño para llegar de un sitio a otro mientras descansas.

No olvides tu tarjeta sanitaria europea porque te será de utilidad en caso de enfermedad o percance. Y piensa en la posibilidad de contratar un seguro de viajes para hacer frente a cualquier eventualidad.

Y, como no, el mejor consejo para el final. Sea cual sea la opción que hayas elegido e, independientemente del recorrido que hagas y de los países que vayas a visitar, no te olvides de disfrutar de la aventura. Y ya, si acaso el año que viene, repite! 😛

Por si aún tienes dudas o aún no te ha quedado muy claro qué es eso del interrail, te dejo un vídeo de unos viajeros portugueses que realizaron uno. De este modo, podrás comprobar por ti mism@ que, si te lo propones, tú también puedes vivir grandes experiencias.

 

¿Te ha interesado el artículo? ¿Por dónde te gustaría moverte con tu interrail? Si ya eres de los que ha viajado con él, cuéntanos tu experiencia.